miércoles, 7 de junio de 2017

4 Increíbles profecías sobre Israel que ya se cumplieron

Loading...

La nación de Israel nacería en un día.


¿Quién oyó cosa semejante? ¿quién vio tal cosa? ¿Concebirá la tierra en un día? ¿Nacerá una nación de una vez? Pues en cuanto Sion estuvo de parto, dio a luz sus hijos” (Isaías 66:8).

El 14 de mayo de 1948, Israel se convirtió en una nación.

Israel prosperaría económicamente.


Tal como indica Ezequiel 38:12 y 13, al enumerar las riquezas de un “… pueblo recogido de entre las naciones, que se hace de ganado y posesiones, que mora en la parte central de la tierra… [que cuenta con] botín… plata y oro… ganados y posesiones… grandes despojos”.

De acuerdo con la página Internet acerca de Israel, en el año 2004, esta diminuta nación exportó más de $30.000 millones en dólares en diferentes artículos, en contraste, su vecino Jordania exportó menos de $3.000 millones en ese mismo período de tiempo. ¡Esto era algo inconcebible hace sólo unos años!

La restauración del idioma hebreo.


Dice la Escritura “En aquel tiempo devolveré yo a los pueblos pureza de labios, para que todos invoquen el nombre de Jehová, para que le sirvan de común consentimiento” (Sofonías 3:9).

En 1982, bajo el liderazgo de Eliezer Ben Yehuda, se decidió que el hebreo debía ser el idioma oficial del retorno. Como los judíos llegaron hablando lenguajes y dialectos diferentes, tuvieron que asistir a la escuela para aprender hebreo. Hoy, incluso los judíos etíopes y los judíos que han regresado de Rusia, están concurriendo al colegio para aprender hebreo.


El conflicto por Jerusalén


Dijo Dios por medio de Zacarías: “He aquí yo pongo a Jerusalén por copa que hará temblar a todos los pueblos de alrededor contra Judá, en el sitio contra Jerusalén” (Zacarías 12:2).

Desde 1967, la Jerusalén bíblica en donde está localizado el Monte del Templo, ha sido un tema de controversia para todos los miembros de la Organización de las Naciones Unidas.

Jerusalén es una ciudad pequeña, sin recursos naturales, puerto, ni industrias significativas. Sin embargo, 476 resoluciones aprobadas por las Naciones Unidas reiteran que el reclamo de Israel por la posesión de Jerusalén es nulo, carece de validez. Los árabes la codician y El Vaticano la considera su propiedad y desea internacionalizarla. Tal como profetizara Zacarías, Jerusalén es “un problema” para todas las naciones.
Si te gustó, solo toma 5 segundos para compartirlo

Loading...