domingo, 25 de junio de 2017

5 Formas en la que podrías orar antes de ir a dormir

Loading...

Estas son cinco formas de orar totalmente fundamentadas en la Biblia, el cual puede ser de mucha utilidad tener conocimiento sobre estas formas porque pueden contribuir mucho a la hora de orar a nuestro Padre conforme la necesidad que tengamos.

Sin embargo, no solo en la necesidad debemos acercarnos íntimamente a Dios, sino cada día.

1. Bendición y adoración

La bendición, en la oración cristiana, es posible debido a que Dios sale al encuentro del hombre. Dios ama primero al hombre, Dios bendice primero al hombre. Y por esta razón, el hombre puede bendecir a Dios. La adoración es el reconocimiento, por el hombre, de su condición de criatura delante de su Creador. La humildad del hombre frente a un Dios tres veces santo.

2. Oración de Petición

“cuanto pidamos lo recibimos de él” (1Jn 3, 22). El espíritu nos indica que debemos pedir. Y lo primero que debemos pedir es perdón por nuestras faltas, debemos pedir que se instaure el Reino de Dios,  y por cualquier necesidad verdadera que tengamos, de bienes materiales y espirituales.

3. Oración de intercesión

la oración de intercesión, es también una oración de petición; pero en este caso se pide o intercede en favor de otro. En esta forma de oración, el cristiano, sale de sí mismo para fijarse en la necesidad ajena. Esta forma de oración no conoce límites: se debe interceder por todos, sin excepción, autoridades, enemigos, por los que rechazan la salvación, por el mundo entero.

4. Oración de Acción de Gracias

“En todo dad gracias, pues esto es lo que Dios, en Cristo Jesús, quiere de vosotros” (1 Ts. 5, 18).  Dice en todo, en todo momento; pues todo lo hemos recibido de Dios, por todo debemos agradecer a él. Aunque, de momento, no entendamos.

5. Oración de Alabanza

Se canta a Dios y se le da gloria, tan sólo por ser Dios. Por su excelsa grandeza, por ser nuestro Padre, por ser quien es merece la gloria y alabanza de sus hijos.

Dios está siempre pendiente de sus hijos, todo lo recibimos de él, hemos recibido de Dios toda clase de bienes espirituales, necesitamos de él y, por tanto, debemos buscarlo en la oración, y para orar debemos querer orar.

Les daré esta cita donde el Apóstol San Pablo desarrolla la intercesión, la acción de gracias, la alabanza y la bendición, léanla y medítenla: Efesios 1, 2-14.

Si te gustó, solo toma 5 segundos para compartirlo

Loading...