miércoles, 21 de junio de 2017

5 Señales de una congregación no saludable

Loading...

La congregación es un factor muy importante a la hora de nuestro crecimiento espiritual como también en conocimiento de la palabra de Dios pero hoy en día existen muchos ministerios que predican totalmente lo contrario a lo que podemos encontrar en la palabra de Dios.

Es por esto que escribo este artículo para invitarte a que examines el ministerio en el que te congregas actualmente y hagas un contraste con lo que enseña tu congregación y lo que enseña la palabra de Dios.

Y en tal caso que tu congregación presente estos síntomas solo quedan dos cosas por hacer, orar y pedirle dirección a Dios para que te lleve a una congregación donde sí se predique la sana doctrina.

1.- Si no ofrendas y diezmas estas robando a Dios

Aun cuando yo era nueva en mi congregación y oía escuchar a mi pastor decir esto sin tener todavía mucho conocimiento Bíblico podía sentir alguna clase de manipulación o presión para obligarnos a ofrendar.

¿Qué dice la Biblia de esto?

El diezmo pertenece a la ley de Moisés que es el viejo pacto, que tiene que desaparecer, y que ha sido cancelado con la muerte del Señor en la cruz y la llegada del Espíritu Santo el día de Pentecostés, fue un pacto hecho con el pueblo de Israel, no con nosotros. El pacto de Dios no es un menú espiritual donde uno puede escoger lo que más le gusta, tampoco se puede mezclar uno con otro como quien hace un cóctel de bebidas, no puedes cumplir una cosa y dejar otra porque te haces culpable de todo lo demás. 

En el nuevo pacto Dios nos instruye que cualquier tipo de ofrenda debe ser de manera "voluntaria" jamás manipulada como muchos hacen hoy en día.

“Pero esto digo: El que siembra escasamente, también segará escasamente; y el que siembra generosamente, generosamente también segará. Cada uno dé como propuso en su corazón: no con tristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dador alegre. 2 de Corintios 9:6-7"

2.- Mensajes agradables y bonitos al oído

Es un hecho que Dios es amor, y no está mal escuchar mensajes de esperanza, de fe, motivación... Pero esto no puede convertirse en los mensajes centrales de cada predicación porque la palabra de Dios nos demanda a confrontar el pecado, a vivir en santidad, a ser la sal de la tierra. 

Si el predicador no toca muchos estos temas por temor de que las personas se vayan, entonces no estás en el lugar correcto.

¿Qué dice la Biblia?

Predica la palabra; insiste a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con mucha paciencia e instrucción. 2 Timoteo 4:2

3.- Doctrinas heréticas 

Cada día salen nuevos pesados profetas con nuevas herejías mal justificadas con la frase típica: "Dios me dio una nueva revelación". 

Fuera de la Biblia no existe más revelación, Dios nos advierte de no añadir, modificar o quitar algo que no esté ya escrito en sus profecías y en toda la Biblia. 

¿Qué dice la Biblia?

Si alguno añade a ellas, Dios traerá sobre él las plagas que están escritas en este libro; 19y si alguno quita de las palabras del libro de esta profecía, Dios quitará su parte del árbol de la vida y de la ciudad santa descritos en este libro. Apocalipsis 22: 18-19

4.- Evangelio de la prosperidad

Para nadie es un secreto que muchas congregaciones se han convertido en una especie de empresa muy lucrativa, jugando con la fe de las personas y ajustando la Biblia a sus propias conveniencia. Dios está más interesado en tu prosperidad espiritual que terrenal, y si en dado caso viene la prosperidad terrenal gloria a Dios por ello pero jamás convertir la prosperidad terrenal como mensaje central.

¿Qué dice la Biblia?

Mirad, guardaos de toda avaricia; porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee." (Lucas 12:15)

5.- Paternidad espiritual

Hoy en día en muchas congregaciones el pastor se impone como "padre espiritual" y que por él depende que Dios bendiga tu vida. Esto es algo totalmente anti bíblico. 

Todo el mundo necesita un pastor y todos necesitan un padre, pero el que no tenga un padre natural tiene al Padre que está en los cielos. En algún momento, tu pastor te puede hablar como a un hijo, y a veces corregirte y enseñarte como a un hijo, pero no puedes confundir esa relación, creando una dependencia espiritual y emocional que, en vez de liberarte, lo que haga sea atarte.

¿Qué dice la Biblia?

Y no llaméis a nadie padre vuestro en la tierra, porque uno es vuestro Padre, el que está en los cielos. Mateo 23:9

Por lo tanto, a lo que Jesús se estaba refiriendo era, que la verdadera autoridad no descansa en ningún hombre, sino sólo en Dios. En el contexto de los líderes religiosos de Israel y llamar a alguien “padre”, Jesús les estaba diciendo que no le dieran a nadie la reverencia y honor los cuales perteneces a Dios. Jesús no estaba hablando en sentido biológico como en Éxodo 20:21; estaba hablando acerca de superioridad eclesiástica.
Si te gustó, solo toma 5 segundos para compartirlo

Loading...