domingo, 23 de julio de 2017

Donald Trump: NO queremos que Dios sea expulsado de las escuelas ni...

Loading...

El presidente Donald Trump fue el orador principal el sábado en la primera celebración de la Fiesta de la Libertad celebrada por el pastor Robert Baptiste de Dallas en Washington, DC

El evento celebró no sólo la independencia de la nación, sino también las duras victorias de la libertad religiosa que se han acumulado bajo el nuevo presidente. El presidente reconoció el papel de los cristianos evangélicos en su victoria electoral y reiteró su promesa de defender su libertad religiosa.

“No queremos ver a Dios expulsado de la plaza pública, expulsado de nuestras escuelas o expulsado de nuestra vida cívica”, dijo. “Queremos ver oraciones antes de los partidos de fútbol, ​​si quieren orar, queremos que todos los niños tengan la oportunidad de conocer las bendiciones de Dios.

“No permitiremos que el gobierno censure los sermones, que restrinjan la libertad de expresión de nuestros pastores y predicadores y de la gente que más respetamos. Como es el caso de Robert, por eso, como prometí al pastor Jeffress y a otros líderes religiosos, firmé Una orden ejecutiva que sigue y esto es algo que me hace muy feliz siguiendo mi promesa de campaña de impedir que la Enmienda Johnson interfiera con sus derechos de la Primera Enmienda.

“Mientras yo sea presidente, nadie le impedirá de practicar su fe o de predicar lo que está en su corazón, queremos escucharlo”.

La Casa Blanca publicó un vídeo del discurso del presidente el domingo…

Vídeo


¿Pero realmente Donald Trump hará esto con verdaderas intenciones? ¿Habrá que seguir esperando frutos de su conversión tal cual como lo dijo Jesús?

Por sus frutos los conoceréis Mateo 7:15

Solos nos queda orar por la vida de este hombre para que Dios en su infinita misericordia ponga en su corazón el deseo de volverse de sus pecados, y así empiecen a suceder grandes cosas en el mundo, porque hay que reconocer que Estados Unidos es un país de mucha influencia.

El cristianismo sería nuevamente reivindicado nuevamente en Estados Unidos, sucederían en efecto muchas cosas positivas en beneficio a la iglesia.
Si te gustó, solo toma 5 segundos para compartirlo

Loading...